agosto 5, 2020
Opinión

Néstor Suárez: El Éxito del Libre Mercado en Taiwán que Venezuela debe conocer

Taiwán se encuentra entre los primeros 20 exportadores del mundo, y su pueblo goza de un nivel de vida superior al de muchos de sus compatriotas la vecina República Popular de China

Primicias24.com- En casos anteriores hemos estudiado y mostrado a Venezuela y a los venezolanos, ejemplos de éxito de las políticas de desarrollo económico que facilitan la operación de los mecanismos del mercado.

Los críticos de las teorías de libre mercado sostienen que los logros económicos de los países asiáticos se debieron a circunstancias especiales las cuales no son aplicables a otros países del Tercer Mundo. Entre esas circunstancias se cuentan las siguientes: 1. – factores socioculturales en los pueblos de ascendencia China de Hong Kong, Singapur y Taiwán ( el Confucionismo, con su énfasis en la educación, la autoridad y la ética de trabajo). 2. – las pequeñas dimensiones geográficas de las ciudades-Estado de Singapur y Hong Kong. 3. –  La importancia geopolítica de estos países que resultó en estrechos lazos políticos y económicos con los países de Occidente. 4. – Sistemas políticos que no son completamente democráticos. 5. – El ambiente económico internacional durante los años sesenta y principios de los setenta, cuando estos países estaban comenzando su proceso de desarrollo, fue sumamente favorable. En cambio, los países en vías de desarrollo de hoy en día enfrentan un ambiente económico caracterizado por el proteccionismo, el decaimiento de las inversiones extranjeras y la volatilidad en el precio de la energía.

No obstante estas “circunstancias especiales”, los elementos fundamentales en la experiencia de Hong Kong, Corea del Sur, Singapur y Taiwán, fueron: La importancia que se le dió a la empresa privada, las economías de mercado abierto, los lazos a la economía internacional y los Gobiernos dedicados a lograr el Crecimiento económico. A raíz de estas políticas económicas se redujo el nivel de pobreza y se fomentó la Prosperidad a todos los niveles de ingreso.

EL CASO DE TAIWÁN

Taiwán, es el hogar de más de 18 millones de personas de ascendencia China. Tiene una variada historia. Su nombre popular, Formosa, viene de su encuentro anterior con mercaderes portugueses que la llamaron “Isla Hermosa”.

Taiwán,  tiene una extensión geográfica de aproximadamente ‪36. 000 km2, un poco más pequeño que el Estado Anzoátegui en Venezuela.

La Guerra Civil entre las fuerzas nacionalistas y comunistas entre 1946 y 1949 hizo aumentar la atención sobre Taiwán. Viendo venir la derrota inevitable, el Gobierno y ejércitos nacionalistas huyeron a Taiwán en 1948, donde establecieron un gobierno provisional “temporal”. También impusieron un gobierno político ” Autoritario ” sobre la población taiwanesa nativa.

Para 1980, los continentales se habían reducido a un 15% de la población de Taiwán. En lugar de los pasados sueños militares y Políticos, los dirigentes de Taiwán enfocaron sus energías a hacer de Taiwán una economía rica y próspera. Adoptando una estrategia de desarrollo capitalista con el apoyo subsidiario del Estado, la economía de Taiwán creció tan rápidamente que hoy en día el próspero pueblo de Taiwán contrasta notablemente con los 1000 millones de chinos económicamente más pobres.

Taiwán se encuentra entre los primeros 20 exportadores del mundo, y su pueblo goza de un nivel de vida superior al de muchos de sus compatriotas la vecina República Popular de China. Creció en más de un 10% al año durante los 70. A medida que otras Naciones se acercaban al Gobierno Comunista de la China Continental, Taiwán demostraba que confiar en las fuerzas del mercado traía mayores recompensas económicas que la vida económica indiferente, ineficiente, controlada por el Estado en la China Continental. Los lazos económicos de Taiwán con otras Naciones prosperaron a pesar del shock del retiro del reconocimiento diplomático norteamericano en 1979. Taiwán mantiene una Constitución formal con una división de poderes entre el Ejecutivo, Legislativo y el Judicial.

La fachada constitucional no oculta la realidad de que el Partido Kuomintang y las Fuerzas Armadas mantienen control firme de la vida política. La lección clave impartida por el Gobierno de Taiwán es que la estabilidad política perdurable permitió a los funcionarios adoptar una visión de largo alcance de la economía y adoptar políticas económicas y fiscales que llevarían a un rápido crecimiento económico.

La primera política económica de mayor envergadura fue un comprensivo programa de reforma agraria diseñado para aumentar la producción agrícola, la propiedad privada de la tierra impulsó prácticas más eficientes de Agricultura.

El Gobierno de Taiwán hizo mayor énfasis en la promoción de las exportaciones. Aumentar las exportaciones requeriría mayores inversiones de capital extranjero privado y tecnología, devengar divisas, el comercio y no la ayuda, se convirtieron en la Consigna de la política de desarrollo. A partir de 1958, el Gobierno tomó otro rumbo, un Rumbo Propio dentro de Asia.

Liberó la economía, abolió el sistema de cuotas de importación de productos básicos. Los aranceles fueron reducidos, los controles a la importación fueron liberados, exoneraron el impuesto sobre la renta por tres años y también en ciertas Industrias para estimular la inversión. Crearon el mercado de valores para estimular la participación local de capitales en la economía. La reducción de los impuestos fue clave. El notable crecimiento económico de Taiwán esta directamente ligado a las reducciones de los impuestos.

Las concesiones tributarias para las exportaciones, constituyeron una gran parte de la estrategia para el crecimiento. Los políticos y dirigentes nacionalistas de Taiwán, sabían que uno de los elementos de su derrota en la China con los comunistas fue su política económica intervencionista y de control de la economía. Por eso en Taiwán, corrigieron sus errores. Los bajos impuestos estimularon las altas tasas de crecimiento económico que, a su vez, han producido un ingreso más que suficiente para mantener los niveles en aumento marcado del gasto de Gobierno tanto en programas de Defensa por su situación con China, como en programas sociales, reduciendo notablemente las necesidades de préstamos del Gobierno.

Los estudiosos del desarrollo económico se preocupan siempre de los efectos del crecimiento económico rápido sobre la distribución del ingreso nacional. Dicen que está bien el tener un rápido crecimiento siempre que no produzca brechas entre ricos y pobres que contribuyan a la inquietud y a la inestabilidad política. La experiencia de Taiwán, confunde a estos críticos, puesto que a Taiwán se le considera hoy en día, después de varios decenios de crecimiento muy rápido, como un país de baja desigualdad. El 20% más pobre de la población goza de aumentos de ingreso doméstico real más rápidamente que el 20% de los más ricos, estrechando así la brecha entre Rico y Pobre. La esperanza de vida está a la par con las sociedades occidentales. La propiedad de automóviles, hogares, teléfono, y refrigeradores, para nombrar algunos pocos bienes durables, refleja más bien los niveles de vida occidental más que asiáticos. Taiwán es próspera en masa. Todo esto fue logrado en una Isla relativamente sin recursos que debe asignar una gran porción de su presupuesto anual al gasto de Defensa debido a su situación con China.

Sin duda alguna que Taiwán al igual que las anteriores lecciones sobre la adopción del Libre Mercado como Sistema de Desarrollo Económico, constituye otro ejemplo de éxito que Venezuela y los venezolanos debemos conocer y tener como referencia. Si estos diminutos países sin recursos naturales, lograron esto, nosotros estamos sobrados para recuperarnos y lograrlo.

Néstor Suárez

Economista

Msc y Phd en Economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *