agosto 14, 2020
Salud

COVID-19 te obliga a “no bajar la guardia” incluso después del alta médica

Muchos de los pacientes ya tratados se emocionan fácilmente y sollozan con frecuencia

Primicias24.com- A pesar de que hay decenas de personas en el mundo que se recuperaron del COVID-19, esto no los exime de seguir presentando síntomas respiratorios incluso después de recibir el alta médica.

“30% de los ya tratados muestra todavía algún síntoma respiratorio, como tos o sensación de falta de aire, aunque la radiografía ya se haya normalizado”, explica Chus Domínguez Santalla, médico internista.

En una conversación con la agencia EFE sobre las secuelas de este virus, Santalla agrega que cuando el paciente continúa con las dolencia, los envían a una consulta específica de Neumología para que les hagan estudios más dirigidos, pruebas funcionales, espirometrías, y, si hiciese falta, un TAC.

Lea también: Conoce las causas del aumento del colesterol

“Muchos tienen trastornos del sueño y están frágiles emocionalmente. Y yo tampoco sé qué porcentaje de esto es debido a la situación que hemos vivido todos con el confinamiento, a la que hay que sumarle estar ingresados en un hospital algunas semanas, solos en una habitación, y con dificultad para comunicarse”, expone.

En cuanto a las emociones percibidas antes, durante y después de la enfermedad, señala que muchos de los pacientes ya tratados se emocionan fácilmente y sollozan con frecuencia, por lo que el aspecto emocional tampoco lo tienen controlado.

La mayoría relata un episodio que está relacionado con cualquier proceso de tensión importante y se trata de la alopecia, se les cae el pelo. “No creo que sea directamente un efecto del SARS-CoV-2 y sí en cambio del estrés al que han estado sometidos”, afirma.

Otros, tiene una pérdida de masa muscular considerable y necesitan volver a aprender a dar pasos. “Varios de los que he visto estos días ya son capaces de hacerlo solos y otros necesitan venir acompañados por un familiar. Estos no son muchos, por suerte”.

Finalmente, la doctora añade que no se debe bajar la guardiay ser “muy cautos con los movimientos entre países, comunidades e incluso provincias que tengan distinta situación epidemiológica. Ahí tenemos que extremar la vigilancia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *