julio 11, 2020
A tú alcance

Preparar bisquets tipo KFC nunca fue tan fácil ¡Receta!

Crujiente por fuera y suave por dentro

Primicias24.com- Los bisquets de la famosa franquicia KFC son muy conocidos entre quienes aman la comida rápida y esas recetas con un toque americano.

Pero, muchas veces a las personas se les complica ir a una franquicia de estas y adquirir uno, sobre todo en esta época de pandemia, por eso preparamos una receta fácil pero que te dejará el plato que deseas.

Lo principal es mantener los ingredientes fríos y no trabajar mucho la masa, con esto te quedarán crujientes por fuera y suaves por dentro.

Lea también: ¡Se sirve frío! Vitel toné

Ingredientes

  • Para la masa de los biscuits:
  •  2½ Tazas de harina de trigo (350 gramos)
  •  2½ Cucharaditas de polvo de hornear
  •  1 Taza de azúcar (200 gramos)
  •  ½ Taza de mantequilla (115 gramos)
  •  ½ Cucharadita de sal
  •  180 Mililitros de leche agria o o buttermilk (muy fría)
  •  1 Huevo
  • Para preparar buttermilk o leche agria:
  •  180 Mililitros de leche entera
  •  1 Cucharada sopera de vinagre blanco
  • Para barnizar antes de hornear:
  •  1 Cucharada sopera de leche entera
  •  1 Huevo
  • Para barnizar después de hornear:
  •  ½ Taza de mantequilla derretida
  • Otros ingredientes opcionales para la masa:
  •  3 Gramos de ajo en polvo
  •  1 Gramo de hierbas (mejorana, albahaca, tomillo y orégano)
  •  100 Gramos de queso cheddar blanco rallado

Preparación

  • Tamiza dentro de un bol la harina, el polvo de hornear y la sal. Mezcla muy bien todos los ingredientes y reserva.
  • Congela la mantequilla en el freezer, por 3 o 4 horas antes de utilizarla. Pasado el tiempo, ralla la mantequilla como si rallaras queso. Refrigera por 15 minutos más antes de utilizarla.
  • Luego, agrega la mantequilla rallada a los ingredientes secos e integra por completo.
  • Prepara la buttermilk mezclando la leche entera y el vinagre. Remueve muy bien hasta integrar por completo los ingredientes.
  • Tapa y deja reposar durante 10 o 15 minutos. Espera hasta que se corte la leche, así se formarán grumos. Luego, enfría la leche agria obtenida por 1 hora.
  • Pasado el tiempo, agrega un huevo a la buttermilk (previamente batido ligeramente) y remueve hasta lograr una consistencia homogénea.
  • Agrega la mitad de la leche a la mezcla e integra sin amasar en exceso. Luego aplica la otra mitad y repite el proceso.
  • Remueve suavemente con espátula o cuchara de madera preferiblemente. Si utilizas una cuchara de metal, procura que esté muy fría.
  • Agrega un poquito de harina sobre la encimera y deposita la masa.
  • Forma una bola con la masa, hazlo casi sin amasar. Procura trabajar la masa lo mínimo, así evitas calentar la mantequilla y desarrollar el gluten. De lo contrario, obtendrás un pan chicloso.
  • Agrega un poquito de harina encima de la bola de masa.
  • Extiende con las manos o un rodillo la masa de los bisquets estilo KFC hasta lograr una forma rectangular u ovalada (preferiblemente rectangular porque rinde más). La altura de la masa debe ser de 1,27 cm o 2 cm.
  • Dobla la masa hacia adentro, como unas alas que se cierran sobre sí mismas.
  • Utiliza unos cortadores de galletas o cortadores especiales para biscuits para darle forma a los panecillos de mantequilla.
  • Retira el excedente con cuidado. Sumerge en harina el cortador para facilitar su desplazamiento en la masa.
  • Aisla el excedente con cuidado. Coloca los bisquets caseros con mucho cuidado en una bandeja y refrigera en el frezzer por 15 minutos.
  • Cubre los biscuits KFC con mezcla de leche y huevo. Para esto utiliza una brocha o sino como último recurso puedes utilizar los dedos (manos muy bien lavadas). 
  • Hornea a 204 ºC por 15 minutos o hasta que veas que los bisquets KFC estén dorados.
  • Al sacar los bisquets tipo KFC del horno, recuerda barnizarlos con la mantequilla derretida para hacerlos más irresistibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *