agosto 14, 2020
A tú alcance

Atrévete a preparar en casa una exquisita leche frita (Receta)

Uno de los postres caseros más tradicionales en Latinoamérica

Primicias24.com-  La leche frita es uno de los postres favoritos de los niños y residentes de Latinoamérica, su preparación es muy sencilla y hoy te orientamos cómo hacerlo.

Hay que recordar que es original de España, cuando llegaron los colonizadores a tierras americanas y dejaron varias de sus costumbres.

El hecho es que la leche frita se puede consumir en cualquier época del año, presta atención al paso a paso de su elaboración desde la comodidad de tu hogar.

Lea también: Acompáñalas con chocolate o café: Galletas de avena

Ingredientes

  • 500 ml de Leche
  • 100 Gramos de azúcar y otro poco para rebozar.
  • 40 Gramos de harina de maizena y otro poco para rebozar.
  • 1 Cáscara de limón
  • 1 Canela en rama
  • 1 Cucharada de canela en polvo
  • 1 Huevo
  • Aceite de girasol

Preparación

  • Comenzamos nuestra receta de leche frita haciendo una leche infusionada. Infusionamos la leche con una rama de canela y una piel de limón.
  • Ponemos la mitad de la leche (250 ml) en una cacerola, incorporamos el limón, la canela en rama y calentamos sin que llegue a cocer.
  • Una vez caliente retiramos y tapamos con un plato o con la tapa de la cacerola y dejamos reposar durante 20 minutos.
  • La colamos y la pasamos a otra cacerola para evitar encontrarnos trozos de canela o limón.
  • Ponemos a calentar está leche a fuego lento con el azúcar y mezclamos muy bien.
  • En un bol mezclamos muy bien la harina de maizena y la otra mitad de la leche.
  • La mezcla que acabamos de hacer la incorporamos a la leche que estamos calentado a fuego lento. Mezclamos muy bien con una varilla poco a poco.
  • Mezclamos muy bien a fuego medio-bajo, más bajo que medio. Lo haremos durante 30-40 minutos poco a poco hasta que la masa espese.
  • Después de 30-40 minutos así queda la masa.
  • Para comprobar que está lista: Colocáis toda la masa en el borde de la cacerola y la tumbáis un poco. La vuelves a poner plana como vemos y si tarda mucho en recuperar la forma o ni se mueve, está perfecta.
  • Una vez lista la colocamos en un recipiente untado de aceite de girasol. Lo metemos durante unas 2-3 horas a enfriar en la nevera.
  • Pasadas dos horas en la nevera, la masa como vemos queda como un bloque de gelatina.
  • Desmoldamos y estando bien fría cortamos en porciones de unos 5 cm. Bueno aquí cada uno como quiera de tamaño.
  • Nos disponemos a freír: Preparamos un plato para rebozar con harina de maizena, un huevo batido, una sartén con aceite bien caliente, un plato con una servilleta para que absorba el aceite y un plato con una mezcla de azúcar y canela.
  • Rebozamos cada trozo de leche frita en maizena y luego en huevo batido, freímos en abundante aceite caliente.
  • Luego escurrimos en el papel absorbente para quitarle el exceso de aceite. Es importante este paso.
  • Rebozamos cada trozo en la mezcla de azúcar y canela y a comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *