julio 11, 2020
Tal día como hoy

30 de junio de 1809: Nace el dibujante venezolano Carmelo Fernández Páez

Carmelo Fernández Páez

En 1827 estudió matemáticas y dibujo topográfico en la Comandancia de Ingenieros de Puerto Cabello

Primicias24.com- Carmelo Fernández Páez, gran ingeniero, militar, dibujante, litógrafo y acuarelista venezolano, nació el 30 de junio de 1809 en el seno de una familia independentista.

Estudió dibujo y acuarela con el capitán francés Lessabe en Caracas entre 1821 y 1823, y ese año se embarcó a Nueva York para estudiar artes plásticas, ciudad donde recibió lecciones de Mariano Velásquez de la Cadena, y de Pinistre.

Lea también: 1919: Se firmó el Tratado de Versalles

Al volver a Venezuela en 1827 estudió matemáticas y dibujo topográfico en la Comandancia de Ingenieros de Puerto Cabello, y más tarde prestó servicio militar en Bogotá y Cartagena de Indias.

Después de la desintegración de la Gran Colombia fue invitado por el geógrafo italiano Agustín Codazzi para participar en el levantamiento del mapa de Venezuela, trabajo que duró entre 1833 y 1839, y en el cual pintó las miniaturas y grabados de la obra, así como parte del mapa de la República.

Fue el creador de algunos de los dibujos para el Resumen de la historia de Venezuela de Rafael María Baralt y Ramón Díaz. Carmelo Fernández también participó en la comisión corográfica hecha en Colombia, en donde plasmó muchas de las características de diversas regiones.

En 1842 el Gobierno venezolano lo nombró parte integrante de la comisión encargada de repatriar desde Santa Marta los restos mortales de Bolívar, evento que fue consignado por Fernández en una veintena de dibujos.

Finalmente, viajó a Francia para perfeccionar su arte. Permaneció allí unos años hasta regresar a Caracas para desempeñarse como director del Instituto de Bellas Artes, cargo que ocupó hasta su muerte en 1887.

Entre 1870 y 1873 realizó una serie de paisajes zulianos en la técnica de temple sobre papel. También decoró la casa de Páez en Valencia, diseñó la Plaza Bolívar de Maracaibo y el Fortín Solano de Puerto Cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *