agosto 14, 2020
Tal día como hoy

Revolucionó la industria del transporte: Henry Ford nació en 1863

Su avión más exitoso fue el Tin Goose, que combinó la resistencia a la corrosión del aluminio, con la dureza del duraluminio

Primicias24.com- El hombre que revolucionó la industria del transporte y la maquinaria, Henry Ford, nació el 30 de julio de 1863, en el Municipio de Greenfield de Estados Unidos. A pesar que sólo recibió una educación básica, se formó como técnico maquinista en la industria de Detroit, mercado en el que destacó desde el principio.

Se crió junto a su humilde familia, en una granja al oeste de Detroit. Sus padres fueron William Ford (1826-1905) y Mary Litogot (1839-1876), de ascendencia inglesa, pero que se criaron en Irlanda. Tuvo varios hermanos: Margaret , Jane, William y Robert.

Ingeniero por instinto

En 1873, cuando Henry cumplió 10 años,  vio por primera vez una máquina autopropulsada de vapor estacionaria que podía ser utilizada para actividades agrícolas. El operador del aparato, Fred Reden, le enseñó al niño cómo encender y manejar el motor. Ford expresó más adelante que esa experiencia fue la que “le enseñó que era, por instinto, un ingeniero”.​

Henry demostró su pasión por los motores y las máquinas, en casa, por lo que su padre le dio un reloj de pulsera al comienzo de su adolescencia, para que lo explorara. A los 15 años, tenía una buena reputación como reparador de despertadores y péndulos.

Cambios inesperados

En 1876 murió su madre, lo que representó un duro golpe para él y el resto de la familia. Desde entonces, la granja de la casa, pasó a segundo plano. Ya no había quien se hiciera cargo de ese espacio que por muchos años fue fundamental.

En 1879 dejó su casa y se mudó a Detroit para trabajar como aprendiz de maquinista, primero en  la compañía James F. Flower & Bros., y más tarde en Detroit Dry Dock Co. En 1882 volvió a Dearborn para trabajar en la granja y se encargó del manejo de la máquina de vapor portátil Westinghouse, hasta convertirse en un experto, lo que lo llevó a ser contratado por la compañía Westinghouse para dar servicio a sus máquinas de vapor.

Se casó con Clara Bryant en 1888 y pudo mantener a su familia gracias a sus conocimientos sobre la granja. La pareja tuvo un hijo: Edsel Bryant Ford (1893-1943).

En 1891, Ford consiguió el puesto de ingeniero en la compañía Edison, y tras su ascenso a ingeniero jefe en 1893 comenzó a tener suficiente tiempo y dinero como para dedicarlo a sus propios experimentos con motores de gasolina.

Avances significativos

Ford llegó a Edison Illuminating en 1899 junto con otros inversores, y formaron la Detroit Automobile Company. La compañía pronto acabó en bancarrota, pero por su interés en los coches de carrera, creó rápidamente la Henry Ford Company. Durante este periodo condujo personalmente uno de sus vehículos, con el que obtuvo la victoria frente a Alexander Winton el 10 de octubre de 1901.

Ford, igual que otras compañías automovilísticas, entró en el negocio de la aviación durante la Primera Guerra Mundial, construyendo motores Liberty. Después de la guerra volvió a la fabricación propia hasta 1925, cuando Henry Ford adquirió la Stout Metal Airplane Company.

El avión con mayor éxito de Ford fue el Tin Goose. Utilizaba una nueva aleación llamada Alclad que combinaba la resistencia a la corrosión del aluminio, con la dureza del duraluminio.

Con el paso de los años, la filosofía de Ford en cuanto a economía internacional se basó en la independencia económica de EE UU. Creó una planta en el río Rouge, en Míchigan, que se convirtió en el mayor complejo industrial del mundo capaz de producir su propio acero.

La meta de Ford era producir un vehículo sin depender del comercio exterior. Creía que la compraventa y la cooperación internacional llevaban a la paz internacional y usaba la “línea de producción del Ford T”, para demostrarlo.

Abrió plantas de producción en el Reino Unido y Canadá en 1911 y pronto se convirtió en el mayor productor de automóviles de esos países. En 1912 Ford cooperó con Agnelli de Fiat para lanzar las primeras líneas de producción italianas. Las primeras plantas en Alemania se construyeron en los años veinte con el apoyo del ingeniero y empresario estadounidense,  Herbert Hoover.

Lea también: 1958: Fue fundada la NASA

El interés por las carreras

Ford se apasionó con su carrera de piloto, desde 1909 hasta 1913, cuando estableció el récord de velocidad de una milla en Detroit en 1911, con el conductor Frank Kulick. En 1913, Ford intentó colar un nuevo modelo T, en las 500 millas de Indianápolis, pero le dijeron que las normas obligaban a que se añadiesen unos 450 kg de peso al coche para participar en la carrera. Desde entonces se retiró.

Modelo T

Con el paso de los años, Henry Ford creó junto a su hijo, Edsel, la Fundación Ford en 1936 con el amplio objetivo de promocionar “el bienestar de la gente”. Desde ella, financiaba programas para promover, tanto la democracia, como el desarrollo humano.

Compromisos al margen de la salud

Cuando Edsel  Ford, presidente de Ford Motor Company, murió de cáncer en mayo de 1943, Henry Ford, asumió el mismo rol. Sin embargo, ya tenía 80 años de edad y problemas cardiovasculares.

Tras dos años de arduo trabajo, en 1945, cedió la presidencia de la compañía a su nieto, Henry Ford II y se retiró. Murió el 7 de abril de 1947, de una hemorragia cerebral en Fair Lane, en Dearborn, a la edad de 83 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *